Piscinas.com
Piscinas.com
En Google Play En la App Store

Bomba de calor: el sistema más económico para la calefacción

¿Quieres sacarle el máximo partido a tu piscina? Instala una bomba de calor.

28 ago 2018 en Climatización - Lectura: min.

piscinas

¿Quién dijo que no podemos seguir usando la piscina también en el otoño? Alargar la temporada de baño y gozar permanentemente de nuestra piscina es ahora posible gracias al uso de sistemas de calefacción.

Entre un gran abanico de artículos disponibles, uno de los más utilizados por su bajo consumo eléctrico es la bomba de calor. Sin que su tamaño la convierta en un gran estorbo y con una emisión de ruido muy baja, se trata de un producto que presenta amplias ventajas y que permite mantener la temperatura constante del agua, también en los casos en los que se producen cambios térmicos bruscos.

La instalación de una bomba de calor es un accesorio que se puede adquirir en cualquier tienda especializada en instalaciones acuáticas. Gracias a esta bomba, podremos calentar el agua de la piscina, lo cual hace posible seguir disfrutando del baño durante más meses, además de los estrictamente estivales. Por supuesto, todo dependerá de las condiciones meteorológicas exteriores y del clima. Es decir, con la bomba de calor podremos bañarnos durante los meses de otoño y primavera, y podemos prolongar el baño incluso en invierno si el clima de nuestra zona es suave y si las condiciones meteorológicas acompañan (no nieva ni llueve, por ejemplo).

Pero hay más: con la bomba de calor podemos también bañarnos el resto de los meses, aunque llueva, nieva o estemos bajo cero, si contamos con una piscina cerrada o cubierta. La bomba de calor mantendrá el agua caliente todo el año.

¿Cómo funciona una bomba de calor?

El funcionamiento de una bomba de calor es sumamente sencillo: la bomba consigue la energía del aire, que absorbe el calor y lo trasmite al agua, calentándola. Como debe instalarse en el circuito de agua que, procedente de la depuradora, retorna a la piscina, calentará el agua ya limpia, por lo que esta irá a la piscina ya caliente. Debe instalarse en una zona próxima a una toma de corriente, pues funcionan con electricidad, y en un lugar seco y liso.

A diferencia de lo que pueda parecer, la instalación de una bomba de calor para calentar el agua de nuestra piscina no conlleva un gasto excesivo, ni en instalación ni en lo concerniente al gasto mensual de su uso. La bomba de calor constituye la solución más económica y moderna que puede utilizarse para calentar y mantener la temperatura del agua de piscinas cubiertas. En su funcionamiento, pues, se encuentra la clave de su gran ahorro energético, ya que este aparato ejerce su actividad mediante el uso de la energía proporcionada por el aire, el agua y la tierra, toda una fuente de calor natural y gratuita. Si la comparamos con los sistemas de calefacción tradicionales, la bomba de calor permite reducir considerablemente el consumo de energía eléctrica. Además, según el modelo escogido, ésta puede absorber del exterior entre el 60 y el 80% de la energía útil que necesita para su funcionamiento, convirtiendo a coste cero el gasto final de este consumo. Aparte de conformar un aparato que no estorba ni por su volumen ni por su sonoridad, la bomba de calor presenta otras ventajas como la posibilidad de programar o de mantener constantemente la temperatura del agua deseada. Aunque, como es lógico, ello es relativo. Si la temperatura exterior es muy fría, tendrá que emplear más energía para calentar el agua. Por ello, los especialistas en piscinas no recomiendan hacer uso de la bomba durante los meses de invierno, cuando más frío hace.

La instalación del aparato es muy simple y puede incorporarse tanto en piscinas de nueva construcción como en piletas ya existentes mediante las pertinentes conexiones eléctricas e hidráulicas. El coste de la bomba de calor puede variar en función del fabricante, del modelo y del volumen de agua que se debe calentar, aunque por lo general el precio suele oscilar entre los 1.000 y los 5.000 €, llegando a superar en ocasiones esta cifra.

Diferencias con los otros sistemas de calefacción

Según el tipo de piscina y de las prestaciones demandadas, existen otros aparatos que pueden utilizarse para mejorar el calentamiento del agua de la pileta. Entre todos ellos, el calentador eléctrico constituye una de las compras más económicas y de menor tamaño. Sin embargo, utilizado de manera continuada, puede transformarse en un sistema de coste muy elevado, por lo que sólo es indicado para piscinas utilizadas puntualmente. A nivel de precios, el intercambiador de calor configura uno de los aparatos de coste intermedio y asequible, aunque cabe añadir que éste sólo puede ser instalado si se dispone, por ejemplo, de caldera doméstica.

Todos los sistemas de calefacción pueden mejorar sus resultados si se complementan con una cubierta para piscina. Para no correr el riesgo de que la energía producida se desaproveche, sobre todo durante la noche, la mejor opción es tapar la piscina cuando ésta no vaya a ser utilizada por los bañistas. Además, este tipo de cubiertas pueden ser traspasadas por los rayos UV, reteniéndolos bajo la lona y manteniendo así una temperatura constante del agua. El uso de estas coberturas también evita que el agua se ensucie con facilidad y que se produzcan caídas o accidentes inesperados dentro de la piscina.

¿Qué problemas podemos encontrarnos?

Si la bomba de calor no calienta el agua de la piscina ni la mantiene a la temperatura que hemos elegido, es posible que haya un problema. Para comprobarlo, podemos echar un vistazo a las tuberías y ver que no haya fisuras por donde pueda salir agua. Sobre todo, habrá que revisar con atención la zona de las uniones de las tuberías y los codos, partes que son más proclives a las fugas.

Otro punto que debemos observar es la llave del agua, pues si está cerrada difícilmente podrá funcionar la bomba.

El filtro también puede ser el causante de un mal funcionamiento, pues si no hay mucha agua en la pileta, pasará aire, lo que afectará a la bomba. Si ese es el problema, bastará con rellenar la piscina para aumentar su volumen.

Por último, si hemos revisado las tuberías, la llave de paso y el filtro y la bomba sigue sin funcionar, hemos de verificar el estado del motor, pues lo más probable es que aquí se encuentre la avería. Suele estar relacionado con el sistema eléctrico, así que si hay un fallo el motor no se enciende y, por tanto, no hace su función. También nos tocará comprobar la tensión, el cableado que conecta la bomba con la energía eléctrica y el estado de los fusibles. Todas estas piezas pueden impedir un correcto funcionamiento de la bomba.

Si a pesar de todo lo anterior nuestro sistema de calefacción sigue sin funcionar, tendremos que llamar a una empresa especializada, pues es más que probable que la avería sea más compleja y requiera de la pericia de un profesional.

¿Qué debo tener en cuenta para instalar una bomba de calor para mi piscina?

Para disfrutar del baño en la piscina durante más tiempo tendremos que prestar atención al volumen de agua de la piscina, es decir, a su capacidad. En función de ello, tendremos que elegir una bomba cuya potencia sea capaz de calentar el volumen de agua que tenga nuestra piscina.

La empresa Piscine Castiglione, en colaboración con el fabricante Hayward, ha presentado dos nuevas gamas de bombas de calor. El modelo SumHeat, disponible en siete versiones (individual o trifásico), puede instalarse en piscinas de hasta 160 m3. Todos los modelos están dotados del Kit Priority de calefacción, que controla el filtro de la bomba de calor para garantizar que la temperatura de la piscina se mantenga y sea siempre la justa y deseada. Hasta los 5º el aparato presenta un buen rendimiento, además de reducir considerablemente el ruido y el consumo energético gracias a su forma de U. Por el contrario, la gama EnergyLine se adapta a todo tipo de piscinas que no superen los 75 m3, además de ser compatible con los tratamientos de cloro y electrólisis salina gracias al material de PVC/titanio con el que está conformado su intercambiador.

¿No sabes qué bomba elegir? No te preocupes, si no tienes muy claro el volumen de agua de tu piscina, si no sabes cómo instalar la bomba o desconoces la opción más acertada en tu caso, contacta con profesionales especializados en climatización de piscinas. Ellos te asesorarán para que puedas seguir bañándote en la piscina durante más tiempo.

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en piscinas.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más